Ir al contenido principal

Entradas

América - James Ellroy

Pues nada, que a este escritor le dan un premio con nombre de detective (Pepe Carvallo) y él se viene a recogerlo sin tener ni idea de quién es el individuo que da nombre al mismo. Y uno que es un sentimiental decide leer algo de este autor del que ya ha leído (y disfrutado) "La Dalia Negra". Y uno se lleva un coscorrón de padre y señor mío. Porque, señores, este libro es un tremendo "ladrillazo". Es un libro excesivo, frenético, a veces inconexo, en el que, aprovechando a personajes históricos, se teje una historia conspiraoica tan compleja que incluso podría ser verdad.

El estilo de la obra es casi periodístico, o más bien, poco cinematográfico. Los personajes principales están bien establecidos pero con frecuencia son contradictorios en sus actos, los secundarios (muchas veces los que tienen un nombre y apellidos reales) apenas aparecen esbozados, los escenarios son absolutamente prescindibles salvo en los nombres, las descripciones son escasas (tampoco son nec…
Entradas recientes

Los gestos falsos y los falsarios

Una presentadora norteamericana de televisión cumple 60 años y lo celebra siendo generosa. Regala un millón de dólares a su público... con el patrocinio de una casa comercial de cereales... Un gesto bello, una gran generosidad... falsa. Simplemente es un ejercicio más de autobombo, una inversión monetaria que se traducirá en beneficios para unos pocos, entre ellos (por supuesto) los que han invertido su dinero en el gesto. Así probablemente vuelva el dinero de forma indirecta, incluso con creces.

El ser humano del siglo XXI abunda en estos tics falsos y muchos actúan como falsarios (segurante el de antes también, pero no existían los medios de comunicación, ni las redes sociales para amplificarlos). No me refiero directamente a esta presentadora (bueno sí, pero...) a la que no me atrevo a juzgar como persona, pero sí a su acto que se me hace innecesario (incluso me da asco), especialmente por el innecesario timbal mediático utilizado. Se puede ser generos@ y hacerlo de forma callada.…

La pesquisa - Juan José Saer

Una de las desventajas de leer en e-book es que, al no tenerlo en las manos, no tienes clara conciencia del volumen de un libro. A mí éste, desde el principio, me parecía bastante grueso. Supongo que era por las palabras. El autor se recreaba describiendo, puntualizando, comentando sobre detalles aparentemente nimios en interminables frases. Todo ello me tenía medio perdido, intentando siempre volver al argumento inicial que resulta muy interesante. Tan interesante que una vez finalizado el libro, creo que hay que volver a leerlo sin mucha tardanza. Más que nada porque al saber el final de la historia policíaca, debería volver a leerlo solo por el placer de mecerme en las palabras que son muchas y buenas.

Lean el párrafo siguiente y si no se quedan prendados, más vale que lo dejen. Relean el párrafo y enamorénse del relato, mastiquen y digieran cada una de las frases,  dejénse rebotar sin hacer fuerza en cada una de las esquinas ¿A que resulta agradable?  Vuélvanlo a leer y sabore…

Los amores difíciles - Italo Calvino

"Seré breve. Empezaré por el final"

Así comienza Javier Rodríguez Marcos uno de sus dos artículos sobre una serie de conferencias titulada "Seis propuestas para el nuevo milenio" que iba a dictar Italo Calvino en Universidades americanas. No pudo. La muerte le sorprendió preparándolas, pero sus propuestas fueron publicadas como libro. Esos dos artículos de "El País" a mí me parecen de obligada lectura y probablemente el libro también.

Esa misma frase toma prestada un conocido para iniciar el curso cada año en la Universidad. Y esas seis propuestas del autor: Levedad, rapidez, exactitud, visibilidad, multiplicidad y contundencia. Son temas sobre los que frecuentemente Eutiquio dice meditar.

Un escritor que en solo seis palabras ofrece un resumen vital tan interesante, como mínimo, merece ser considerado. A mí esa brevedad me recuerda un triángulo equilátero en el que yo pondría a Pessoa, Tabucchi y Calvino en cada una de las esquinas predicando.

Yo había …

El problema de los tres cuerpos - Cixin Liu

Este es el último libro que comento este año. Seguramente no va a ser el último que lea porque ando liado con uno y es probable que lo acabe entre esta noche y mañana.

Lo primero que quiero resaltar es (y no me canso de comentarlo) que no hay que fiarse de las contraportadas ni de los comentarios, usualmente están repletos de falsedades, de referencias interesadas y de frases fuera de contexto. En este caso (por lo menos a mí) no me parecen necesarias como referencias para invitar a la lectura las de Barack Obama o Mark Zuckerberg, más bien son precisamente las que me han alejado del libro desde que salió hasta que finalmente lo he comprado.

La novela me la he leído en un suspiro, resulta interesante, engancha, hay ciencia (mucha) bien administrada y comprensible (o eludible si no estás interesado) y también hay ficción de la buena, el autor ha trabajado bien el argumento, los personajes y los escenarios. Por si fuera poco, incluso tiene mensajes. Hace pensar y bastante. Prefiero no …

La sangre helada - Ian McGuire

Se va acabando el año y tengo la sensación de haber leído poco y por eso me he lanzado con lo que aparenta ser un libro ligero, uno con pinta de "best seller", que te lo lees rápido y luego lo pones tibio con la misma rapidez. El tiro me ha salido por la culata en el segundo aspecto, esta novela, efectivamente es para consumo rápido y eminentemente comercial, pero tiene numerosos detalles de calidad que la hacen apreciable.

Los territorios donde se desarrolla la trama son harto conocidos, la biología y personalidad de los personajes también. El mar inmenso, un barco ballenero, el frío glacial del Polo, un asesino en serie nada convencional, un protagonista atormentado, uno o varios desastres. Podría haber sido un batiburrillo de otras novelas, una mezcolanza de esas que producen náuseas en manos de otro escritor, pero éste se sale con la suya, ofrece una obra sólida, pulcra, bien pulida, sin aristas, interesante hasta el punto final y, sobre todo, bastante bien rematada. ¿S…

Velocidad de los jardines - Eloy Tizón

Cada vez me cuesta más hacerme con las filigranas líricas escritas. Igual es que me hago mayor o que tengo algo anestesiada la sensibilidad. Mientras iba leyendo este libro me he ido intranquilizando porque las palabras me rebotaban como si llevara un chaleco antipalabras bien grueso de kevlar y no había manera de hacerme con ninguna historia e incluso leía con algo de desprecio algunas frases supuestamente buenas.

Por suerte el libro sólo tiene ciento cincuenta páginas, treinta y cuatro de ellas de prólogo del propio autor. Igual ese ha sido el problema y me ha molestado que el propio autor se haga una autobiografía a la que no le he visto ningún interés, me ha parecido telegráfica y, sobre todo, pretenciosa. Seguramente es que a mí no me gusta que los desconocidos me cuenten su vida salvo cuando yo pregunto por ella. Es seguro que estoy bien advertido por mi familia contra los feriantes y llorones que sólo buscan timarte y, por eso, a veces menosprecio de forma injusta a personas q…