Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2013

Observaciones, preguntas y explicaciones

“Si las víctimas de antes pretenden ser verdugos a su vez ¿De qué parte que no sea la de las nuevas víctimas, de los nuevos vencidos de otras guerras, podemos estar ya?”
Lois Pereiro
Ayer me subí en el metro para ir a la editorial y preguntar por mi libro. La verdad es que llevo tiempo yendo por allí sin ninguna esperanza. En realidad paso para ver si, por casualidad, me cruzo con una de las secretarias, para ver si reúno suficiente valor para preguntarle si se tomaría un café o una copa conmigo algún día, pregunta demasiado directa y comprometedora para una mujer casada (que diría un amigo ) y para la que, sólo mirándola, ya conozco la negativa respuesta. Pensando en eso me dí cuenta que salía de casa con dos preguntas con obvia y adversa respuesta dibujada en la boca, así que me dí la vuelta y me fui a la taberna.

Seguramente debería hacer todo lo contrario y plantear interrogantes a los demás en lugar de a mí mismo. Hoy en día está absolutamente trasnochado el observar, investig…

Temporada de rebajas

Estamos en plena temporada de rebajas. Ese período del año en el que de forma puntual se hace posible conseguir preciados bienes y enseres a un precio increíblemente menor al marcado el resto del año. Es decir, podemos ser propietarios del objeto de nuestros anhelos con menos esfuerzo del necesario.
Esta situación que debería ser excepcional,( y antes lo era porque duraba un periodo extraordinariamente corto y había que ser un lince o mejor un guepardo, para con gran rapidez adelantarnos a los contrarios y poder hacernos con esa prenda de abrigo para el próximo año, esos zapatos para una boda dentro de dos veranos, un aparato o electrodoméstico de un modelo algo anticuado, pero increíblemente rebajado que llevábamos tiempo necesitando), actualmente resulta casi permanente y se ha extendido cada vez más hasta durar prácticamente todo el año. Por lo tanto, ya no hay fronteras entre el esfuerzo necesario para conseguir preciados objetos y no hay que esperar con paciencia para obtenerlo, …

Malos tiempos para la lírica y para los regalos de Reyes

Sobre las librerías y la gente que lee

Hoy en día, las librerías son uno de los mejores sitios para ligar o por lo menos para entablar conversaciones con mujeres. Especialmente con las de mediana edad. Cada vez que entro en una para pasearme (interesante deporte que practico con frecuencia) constato que las (pocas) personas que por allí pululan son de ese género. Por lo tanto constituye un territorio de caza perfecto para un "depredador" con cultura (como es el caso). Es frecuente, por tanto, que se me acerque alguna de ellas con curiosidad para interrogarme, incluso lo ha hecho alguna dependienta y ahí yo largo raudo el lazo.

De hecho estoy empezando a pensar que ya sólo leen libros las mujeres. En el metro, en el autobús, en el tren, en las bibliotecas, ellas siempre son las que sostienen un libro, mientras los varones mantienen sus manos ocupadas con un diario depotivo, de noticias e incluso de tipo económico. Como mucho (rara vez) alguno maneja con poca habilidad unos apuntes de la Facultad. Excepcionalmente…