Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2013

El fin del verano

Se acaba Agosto, ese mes que sólo existe en el calendario, un periodo en el que todo se detiene y los adultos hacen de niños, mientras los niños ejercen de ello. Sólo para ellos cuenta ese tiempo. En esos treinta y un días nada sucede, el mundo se llena de sustitutos y sucedáneos. No te puedes ni tomar el cortado, casi todo está cerrado y lo que está abierto está repleto de gentes medio desnudas pasando el tiempo, otra de las características de este interminable mes veraniego, la tendencia patológica a la desnudez, a enseñar carnes temblequeantes, cicatrices y nevus congénitos, lucir camisetas con inscripciones estúpidas, shorts, tatuajes y pechos. Yo casi no me entero porque prácticamente no he salido de casa, me he pasado la mayor parte del tiempo en la cama leyendo una montaña de libros que tengo. Eso sí, con pijama veraniego.

Y mientras acaba el mes, vuelve a correr el tiempo, y se comienzan a oir rumores de sables, calientan motores las bombas y se ven niños muertos y hambriento…

Embassytown - China Mieville

¿Me pregunto cómo he llegado a leer este libro? ¿Cómo puede ser que me hayan engañado para emplear un billete en comprarlo? (Lo he comprado. Aquí no se comentan libros pirateados).
Muy fácil, me he dejado llevar por el “boca a boca” moderno, los foros manipulados por las editoriales y los poderes mediáticos que pretenden colocarnos un producto supuestamente culto y revolucionario y por las opiniones de algunos lectores orgullosos de exhibir que lo han leído y comprendido. Nada que ver con la verdadera comunicación, esa que permite detectar alientos sinceros y brillos en las miradas de personas extasiadas por la lectura de un libro, por una audición musical o la visión de una obra maestra.
Sin dudarlo, puedo afirmar que nos hallamos ante un auténtico subproducto, un bodrio de tamaño monumental, una “bosteira” seca sobre adoquines vendida envuelta en el celofán del cultismo, de luminosos colores, con frases rimbombantes y cultas en la cubierta de caramelo. El típico plato supuestamente…

El corazón de Tramórea - Javier Negrete

¡Al fin! ¡Por fin la he acabado! Me ha llevado bastante tiempo acabar esta colección de novela fantástica, de Espada y Brujería o de fantasía épica, como más os guste. He tenido que esperar pacientemente a que se editaran todos los títulos en edición de bolsillo porque ya sabéis que considero un abuso los precios de estos libros que, a veces, se pagan más por peso que por contenido, pero al final lo he conseguido.

El autor, intentando emular a George R.R. Martin, nos propina una tetralogía, cuatro libros, en lugar de los tres habituales (¿Porqué casi siempre tres? Estos escritores deben tener algún tipo de fjación o complejo infantil con ello. Alguien tendrá que hacer una tesis algún día al respecto.). De momento se ha quedado corto porque el Sr. Martin ya lleva cinco y le faltan algunos más.

El primero: "La Espada de Fuego" lo compré sólo por el nombre del autor. He leido alguna de sus obras de novela histórica que brillan por su buena documentación, por sus tramas adereza…

Silencio. La mejor inversión.

"Los mejores carecen de toda convicción, mientras que los peores están llenos de apasionada intensidad" W.B. Yeats

El silencio es una de las riquezas del futuro, os recomiendo ejercitaros, invertir tiempo en ello, en callar, en meditar el uso de las palabras, en no desenfundar rápido la lengua o el teclado cuando tengamos un pensamiento, en esperar callados la evolución de los acontecimientos, contenerse, darse distancia, no dar rienda suelta a los prejuicios y presentimientos, no sentirse permanentemente agraviado.

Haced la prueba. Apagad el "twitter", "facebook", "tuenti", "whatsapp", dejad de comunicaros. No leais los periódicos por internet, ni las noticias rápidas, no os suméis de inmediato a iniciativas tipo "todos somos..." . Probad a permanecer callados, a analizar los acontecimientos como si no existieran las ideologías o idearios, comprended a los que piensan justo lo contrario. Probad a hacer caso a los que tenéis…

Principiantes - Raymond Carver

Aquí tenemos el tercer libro de relatos consecutivamente analizado. Se trata de un autor al que no le faltan elogios, por desgracia para él, la mayoría de los méritos le llegaron después de muerto. Falleció precozmente y por lo tanto su obra es poco extensa, de imposible crecimiento.

Fue elevado al conocimiento del gran público por una película basada en varios de sus relatos: "Short cuts" de Robert Altmann. Los expertos lo califican como creador de estilo y lo comparan con algún clásico (Chejov).

El presente libro es curioso. En realidad fue editado anteriormente con un título mucho más atractivo  ("De qué hablamos cuando hablamos del amor") en el que los relatos fueron reconstruidos/resumidos por su editor Gordon Lish. Ahora nos lo vuelven a ofrecer con las historias intactas, tal como fueron concebidas por el escritor, sin censuras ni arreglos. En algunos casos los finales parecen haber variado.No puedo comparar ambos libros porque la versión inicial no la he …