Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2016

El Ayudante de Cirujano - Patrick O'Brian

Llevo leyendo novelas de Patrick O'Brian desde hace muchos años, diría que la primera fue allá por los años ochenta. Yo pensaba que había leido dos o tres y me he dado cuenta después de leer ésta que  son cinco (diría que la anterior a ésta "Episodios de una guerra" me la he saltado).

Este autor estuvo muy de moda en una época a principios de los noventa cuando hubo un "boom" de la literatura histórica y la editorial Edhasa publicó unas cuantas sagas (Lindsey Davies y su personaje "Marco Didio Falco" también me gustaron mucho por entonces).

Llevaba más de diez años sin leer ninguna, después de que la película "Master and Commander" resumiera unas cuantas (con relativo acierto en mi opinión). Lo tenía apartado, seguramente pensaba que la cosa no daba más de si, pero no ha sido así. He recuperado con alegría las aventuras de sus personajes, me he vuelto a transmutar en grumete que observa admirado las habilidades del capitán, las hábiles mani…

La Trilogía de Nueva York - Paul Auster

Cuando has leído varios libros de Paul Auster te das cuenta de que siempre hay un personaje común: él mismo, o un sosías. Ese detalle que podría parecer (de hecho lo es) reiterativo y repeler a más de uno ante el peligro de tedio, incluso despertando alergia ante un espíritu egotista (a mí eso me pasa mucho),  resulta muy interesante porque lo importante en sus relatos no suele ser el protagonista sino lo que sucede alrededor.

Las historias siempre mantenidas en un punto interesante, incluso intrigante, no son más que una excusa para el análisis de la vida, de lo absurdo y lo sublime que resulta. De sus vericuetos caprichosos y de sus puñeteras casualidades e inevitables derivas. Así que en realidad Auster sitúa frecuentemente a un escritor y a acontecimientos de la vida para que éste le sustituya y nos los describa. Incluso llega a proponerse él mismo como personaje y con total seguridad nos cuenta secretos de su vida, manías y costumbres. Estoy seguro que más de una vez ha seguido …

Pecados capitales (VII): Pereza y diligencia

No puedo con esta entrada, me abandonan las fuerzas cada vez que me pongo con ella. Pereza, se llama esa sensación. Y pereza también es otro mal muy actual, especialmente porque a la mayoría de nosotros ya nadie nos azuza. Así que le doy paso a Benigno a ver si él se atreve con el último capítulo de estos pecados mortales.

Eutiquio Sobrado.


En estos tiempos de crisis cualquiera ve justificada su falta de presteza. Con el rollo de la falta de trabajo, de las pocas salidas de los estudios, de la falta de perspectivas para la jubiliación, cualquiera se tira a la bartola, aparenta parálisis cuando en realidad lo único que pasa es que está infectado por el virus de la pereza.

Infestación de gandulería como la que veo todos los días en el cansancio que se permite a los más tiernos infantes, merecedores de consideración ya de entrada por el hecho de serlo, y que por eso se les permite todo, por pereza para prohibir o reprender. Así a ver quien les quita esa preferencia cuando se hagan mayor…

Nos vemos allá arriba - Pierre Lemaitre

Este libro me interesaba. Había leído cosas interesantes sobre él, el argumento me parecía atrayente, pero cada vez que lo cogía me pesaba, lo encontraba demasiado grande, en volumen y en precio. Seguramente por eso he esperado a la edición de bolsillo para ponerme con él. Uno no va muy boyante económicamente y no puede permitirse serios dispendios. Por cierto, resulta sorprendente como se "aligeran" estos volúmenes en este tipo de ediciones.

Es un "best seller", eso nadie lo oculta. Forma parte de ese grupo de libros que siempre te recomiendan los que habitualmente no leen al grito de: "Se lee muy fácil y engancha. Te lo digo yo que no suelo leer." Probablemente la peor recomendación para un libro pero...

Al autor se le nota que está curtido en la novela negra, en esos productos tipo montaña rusa que te ascienden lentamente al principio y luego te lanzan a una caída vertiginosa. Por eso es muy difícil desprenderse de este libro hasta que uno lo acaba. S…