Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2016

Warlock - Oakley Hall

Esta novela es un "western" o una de "vaqueros" que decíamos aquí antes y nos atizábamos en una tarde un par de Marcial Lafuente Estefanía, Keith Luger o Silver Kane o nos íbamos al cine a ver una película. Es del "oeste" pero de las buenas, igual que la intensa película cuyo guión se basa en ella ("El hombre de las pistolas de oro"). Esa referencia ha sido buena para mí para imaginarme los personajes, para visualizar las cachas doradas girando en el dedo índice de uno de los protagonistas.

Tiene todos los ingredientes necesarios, buenos, malos, ganaderos, sheriff, soldados, corrales, saloon y duelos. La diferencia estriba en el tratamiento de los personajes, en la rotundidad de su definición mucho más allá de lo entretenidos que pueden ser los hechos, en las dudas que manifiestan sobre la vida, en que todos tienen un pasado, un presente y dudas serias sobre su futuro.

El metraje de entrada parece excesivo (más de seiscientas páginas) pero no d…

Bendita muerte

Hace unos días leí una noticia escalofriante en un diario, digna de estos días de difuntos que llegan en breve (Halloween le llaman algunos y lo convierten en fiesta infantil). Un científico (¿?) pronostica que gracias a la tecnología (no a la medicina o la ciencia) viviremos (vivirán) mil años. Parece ser que todo se limita a evitar acumular productos de desecho e inyectar en tu interior unas maravillosas y microscópicas maquinitas de limpieza. "¿Hoy qué toca? Las coronarias. Pues dale que te pego hasta dejarlas impecables. Y esta tarde darle un buen meneo al hipocampo que tiene por allí unos rinconcitos..."

Igual es tan simple como eso, pero a mí me hace vislumbrar un futuro aterrador, porque el entrevistado deja bien claro que esto costará dinero o sea que será sólo para ricos. En realidad en eso es en lo único en que no es nuevo, la mayor parte de avances de este mundo están sólo al alcance de los ricos o de los países llamados desarrollados. Eso sí, si es necesario se e…

Literatura y Escribir libros (Sobre los Premios)

Esta semana le han dado un premio de literatura a un cantante y muchos han puesto el grito en el cielo. Dicen que no es escritor, que no ha escrito libros. He estado pensando durante toda la semana si ese premio era merecido o no, a mí me parecía que sí y mucho, pero no hay que ser cerril y cuando muchos discrepan conviene escuchar sus argumentos y razonar. Así que lo primero que he hecho es buscar la definición de "literatura" (de eso va el premio) en el Dicccionario de la RAE y resulta ser la siguiente: literatura nombre femenino Arte de la expresión escrita o hablada. "la lírica, la narrativa y el teatro forman parte de la literatura; en literatura regía la estética del lujo y el poder"  Teoría de la composición de las obras escritas en prosa o verso."un profesor de literatura; estudiar literatura"  Conjunto de las obras escritas en prosa o verso de un determinado género, época o lugar."literatura del Siglo de Oro; literatura caribeña; literatura fa…

Manual para mujeres de la limpieza - Lucia Berlin

Confieso que durante la lectura de este libro he sido asaltado por varias preocupaciones: ¿Por qué me he puesto a leerlo? ¿De verdad resulta atractivo o es que sólo me apetecía leerlo para poder criticarlo (si es posible destrozarlo)?

Si digo que no me gusta ¿Se disgustará conmigo algún lector al que le haya gustado por sentir insultada su persona? ¿Seré tildado de machista por criticar un libro escrito por una mujer? o quizás ¿Demostraré una falta total de sensibilidad al no sentirme fatalmente herido por los dardos de las frases de esta escritora? ¿Se meterán conmigo porque la escritora es: mujer, desgraciada y, para postre, está muerta? ¿Seré un clasista por censurar un libro para "señoras de la limpieza"? ¿Justifican la publicación un puñado de buenas frases en historias mediocres?

Todas estas preocupaciones las he tenido durante todos estos días. Especialmente al darme cuenta que durante las cien primeras páginas, éstas estaban llenas de un puñado de notas telegráficas…