Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2017

El camino del tabaco - Erskine Caldwell

Esta novela es un clásico, tan clásico como que fue publicada en 1932. Supongo que en esa época los lectores de esta obra entendían perfectamente de que hablaba su autor, notaban la proximidad de la gran depresión, habían visto personas viviendo y sufriendo de esa manera, conocían gentes que no tenían ni dinero, ni educación, ni futuro, que les costaba encontrar algo para comer cada día y que se conformaban con poco más de eso, que incluso eran capaces de cualquier cosa (incluso malvada) solo por ello. Seguramente por eso, esos lectores valoraban extraordinariamente el relato y se regocijaban en ello. Ahora, a muchos les sonará a chino todo eso, la encontraran aburrida, lenta, sin excesiva acción, nada que ver con la literatura actual siempre en busca de la repercusión cinematográfica.

No obstante, es literatura de gran nivel y con gran facilidad de entendimiento. De las palabras usadas por su escritor no sólo se desprenden excelentes diálogos, sino que se destila el frio, el hambre,…

Los impunes - Richard Price

Esta novela cayó en mis manos como por casualidad. Andaba yo buscando algo fácil para leer, para evadirme en un viaje transatlántico y pensé en una novela policíaca, de esas que te lees en un suspiro o más bien conteniendo un suspiro. Así que, como es habitual, me equivoqué.

"Los impunes" tiene de policíaco los protagonistas y el desarrollo del drama, incluso algunos podrían calificarlo como "novela negra". Sea cual sea el género es extraordinaria. El autor no ofrece nada nuevo, son tramas más vistas que el tebeo, incluso las hemos saboreado en series televisivas policíacas, pero el escritor se toma el trabajo de dibujarlas de forma esmerada, tan esmerada a veces que puedes perderte en el laberinto de nombres (uno de los pocos defectos) y el resultado es una novela de las inolvidables.

Una vez te sumerges en ese mundo, no tardas nada en transportarte a paseos nocturnos investigando casos, a culpabilidades guardadas por años, a mirada esperanzada observando la inoc…

Pelotas que cruzan una línea, metáforas que encienden la mente

Intento no ver el fútbol, no es lo mío, es demasiado bestia, se producen patadas, codazos y peleas. Los espectadores gruñen, jalean y jadean, he visto comportarse como energúmenos a personas con carrera, muchas veces he sentido vergüenza ajena (y propia). Sólo lo hago para evadirme, para no pensar, me he dado cuenta de que se desconecta el cerebro con facilidad asistiendo a ese espectáculo.

Ayer vi un detalle que me ha dado que pensar. Una pelota sale claramente fuera, pese a ello, el delantero centra. Se produce gol. Los jugadores lo celebran, otros protestan. El juez del partido no se da cuenta de la irregularidad. La grada aplaude. ¿Os suena? ¿Tiene algún paralelismo con alguna situación política reciente?

Os lo cuento de otra manera: el balón atraviesa la línea, el jugador centra por inercia, se produce el gol y el árbitro lo concede, el delantero que centra le dice al colegiado que se ha equivocado, los jugadores beneficiados no aceptan la decisión, el juez rectifica. El públic…

Francamente Frank - Richard Ford

No es la primera vez que aparece Richard Ford en este blog. No es la primera vez que comento que he leído casi todas su obras y de todos es conocido que lo tengo en alta estima, a él y a su personaje recurrente Frank Bascombe. Me he hecho mayor leyendo sus novelas desde "La última oportunidad" en los ochenta con poco más de veinte años. También se ha hecho mayor Richard Ford y se le nota en la desazón que producen sus escritos, en su resignación para con el paso del tiempo y los inconvenientes que ello acarrea y, también en su visión elevada y muy imparcial (por desesperanzada) de la vida propia y ajena.

Este libro se compone de cuatro relatos, cualquiera de ellos podría haber servido para esbozo de una novela, de hecho parece que sean partes escritas para intentar después ser articuladas en un mismo hilo argumental y que (es una simple hipótesis) el autor se ha decidido a publicar en este formato porque no lo encontraba.

Pese a ello todos los relatos obtienen una nota alta…

Las ciegas hormigas - Ramiro Pinilla

No hay ninguna duda de que soy "fan"de Ramiro Pinilla y lo seguiré siendo porque es prácticamente imposible que me defraude. "Las ciegas hormigas" es casi su primer trabajo que vio la luz allá por 1961, o sea que lo escribió con casi cuarenta años. Cuarenta años en los que se dedicó a aprender, a leer, a prepararse, a observar la vida para poder describirla. Pensando en este dato comprendo lo difícil es que un escritor joven alcance tal destreza. A edades más tempranas es imposible tener el bagaje, el poso y la cultura precisas para una obra de esta dimensión. Se pueden escribir libros o relatos fantásticos o novelas autobiográficas, quizás de terror o policíacas, pero siempre se le van a ver algunos descosidos, o al estirar fuertemente de los ropajes se desharán las costuras que sólo pueden producirse tras reposo y maduración de las ideas. En definitiva, tras la experiencia.

"... de modo que todo esté listo y preparado - enterrado, desinfectado - para cuand…

La gracia de los reyes - Ken Liu

Mis más sinceras disculpas a Javier Negrete por haber puntuado con un 4  su tetralogía "La Saga de Tramórea". Es evidente que fui poco generoso, especialmente después de haberme tragado este mamotreto de primer tomo de la trilogía "La dinastía del diente de león" de Ken Liu que, para ser breve, no le llega ni a la suela de los zapatos al Sr. Negrete.

El escritor se nos anuncia como chino (será en los rasgos y los genes, porque lleva viviendo en los Estados Unidos desde los once años) y como creador de un nuevo estilo, el "silkpunk", que por mucho que se esfuerce él en explicarnos en qué consiste, simplemente es un invento propio para vender como nueva una fórmula antiquísima que ya viene de los libros de caballerías y de las epopeyas clásicas. Algunos "cachondos" le han comparado con Tolkien y con Martin, yo estoy más de acuerdo con la comparación con Rothfuss (que tiene un nivel parecido, en lo malo se entiende), otros dicen que no se parece a…

El camino blanco - John Connolly

Sabía que tarde o temprano volvería con Charlie Parker. El anterior libro que leí de John Connolly me había dejado un regusto muy agradable y tenía curiosidad por saber que sucedía tras la captura del reverendo Faulkner en "Perfil asesino".

Esta novela no es estrictamente una continuación pero sí lo es, para entendernos, si se lee de forma aislada sin disponer de la información de la anterior novela de la saga, puedes pasar un largo tramo del libro intentando entender cosas que cuestan bastante y se te puede atragantar el argumento. Vamos que no es el mejor libro para iniciarse con este autor y su detective.

No obstante si, como es mi caso, has leído ordenadamente los tres libros precedentes, la historia fluye con gran facilidad y las diversas "subtramas" que componen esta historia se entienden con relativa facilidad desde el incio.

La novela sigue los oscuros senderos trazados habitualmente por este autor en sus anteriores trabajos. Confluyen pantanos, tumbas y f…

Ventajas de viajar en tren - Antonio Orejudo

Ciento cincuenta y dos páginas tiene este libro, sólo 152, pero son suficientes para dejar sentado que este escritor vale la pena, por lo menos en esta obra. Viendo su volumen, autoría y título, cualquiera la pasaría de largo en la biblioteca. Yo les recomiendo que no lo hagan, que se detengan, que se suban a ese tren que comienza su singladura en un psiquiátrico y se adentra en la psicopatología de las personas que pululan en ese viaje.

En realidad son varias historias cortas entrelazadas por el hilo común de la patología psiquiátrica (aparentemente) porque lo relatado es a veces tan delirante que se acerca la cruda realidad de lo cotidiano. Cualquiera de los casos podrían figurar en un noticiero.

El escritor ha hecho los deberes de forma impecable. Se ha informado de forma concienzuda de la parte médica y se ajusta perfectamente a la sintomatología psiquiátrica, describe incluso la fisiopatología de forma adecuada. Mientras tanto desgrana las historias que aisladamente ya serían in…

Cadáveres en la playa - Ramiro Pinilla

Está es aparentemente una novela sencilla. Se lee en un suspiro, a muchos les parecerá con poca sustancia, pocas páginas, una más de detectives y sin mucho glamour porque no es americana. Otro español metido a imitador de Hammett o de Chandler.

Pinilla es sencillo y dice las cosas con claridad, con tanta claridad y facilidad que las importantes pueden incluso pasar desapercibidas en medio de la labor investigadora.

De hecho, en un análisis superficial, nos encontramos ante una simple novela, otra más de una saga detectivesca, en este caso de Samuel Esparza, el alter ego de un vendedor de libros y escritor vasco. Un simple ejercicio del escritor para llenar el tiempo entre grandes proyectos. Aún así, sin profundizar, es una magnífica obra que en otro ambiente u otro país hubiera vendido a espuertas, guión peliculero en Hollywood o serie televisiva. A nada de ello ha dado tiempo porque Pinilla sólo escribió tres y nos dejó después de ello.

La novela, como todas las de Pinilla, está am…

Buenas noches, dulces sueños - Jiri Kratochvil

Este escritor para mí era totalmente desconocido hasta que un día leí la contraportada de un libro suyo titulado "La promesa de Kamil Modracek". No sé explicar el motivo pero me pareció interesante y lo apunté para un buen día leerlo. No lo pude hacer porque nunca más lo volví a ver, así que cuando encontré éste, casi sin dudarlo me dije: "Para mí".

Mi decisión ha sido muy acertada, me he encontrado con una gran obra y un gran escritor, su prosa es brillante, deliciosa, sin grandes aspavientos, no precisa del barroquismo de otros para emocionarnos. La novela es fantástica y a la vez realista, hay buen humor y al mismo tiempo una inmensa dosis de tristeza. Los pies están mucho por los suelos y también vuelan por lo alto apoyados en el alambre de una funambulista. La acción se desarrolla en dos planos paralelos que nunca coinciden simultáneamente y con diversos narradores, a veces son los propios protagonistas y otras veces un observador lejano, frecuentemente se me…

El ejército de los sonámbulos - Wu Ming

No es que no haya leído nada en estos últimos días. De hecho he leído dos libros. Uno no me voy a molestar en reseñarlo, ha pasado sin pena ni gloria y mira que lo lamento porque las historias de Jack Aubrey y Stephen Maturin las sigo hace bastantes años y es la primera vez que me decepcionan. Vamos que "Misión en Jonia" no es de lo mejor de Patrick O'Brian.

Pero no he venido a hablar de ese libro sino de otro (y no es mío), un libro con mayúsculas, una obra que algunos es probable que califiquen como "su libro", uno de esos que tiene un antes y después en sus lecturas. Yo he leído demasiado para que eso me suceda, pero ya he aprendido a identificar las obras magnas, bien trabajadas, cosidas con las mejores telas y rematadas con los más lujosos encajes, y esta es una de ellas, y eso que yo desconfiaba.

Desconfiaba porque es una obra coral, escrita por un grupo de narradores italianos no identificados. A mí eso de que la gente no dé la cara me hace sospechar (s…

Carta de un gruñón a un cómico

Muchacho en que lio te has metido con tu carta a un conocido escritor y rezongón. Y es que nunca mejor dicho lo de “zapatero a tus zapatos” y lo tuyo es lo cómico y no la fina crítica o la ironía que son cosas muy diferentes. Pero parece que nadie te ha avisado y tú piensas que sátira es lo mismo que burla o sarcasmo y te metes en camisas de once varas. Pero claro, tú simplemente haces lo mismo que el susodicho escritor, escribes una columna en un periódico para ganarte unas “perras” y eso resulta muy honorable, pero hay que tener cuidado porque puedes recibir de tu propia medicina.
Pero claro, meterse con él mola, es “cool” que dicen hoy en día algunos aquejados de falta de desarrollo cortical (sarcasmo ofensivo), porque el escritor es un hombre, para más señas (creo) heterosexual, académico, con poco pelo, un poco (o bastante) pedante, cierto éxito (envidiable), aparentemente retrógrado (no me atrevería a calificarlo de derechas) y, por supuesto, del Madrid. Así que es un hombre marc…

Reflejos condicionados. Un monstruo viene a verme.

A mí no ha venido a verme ningún monstruo, simplemente un parroquiano preocupado se ha atrevido a interrumpir mi recogimiento. Ha estado indagando donde encontrar un oráculo y finalmente Benigno me lo ha enviado a la puerta del supermercado.

Su consulta es muy simple: Ha visto esta película en la que todo el público llora y él no ha vertido ni una lágrima. Muy sorprendido lo ha vuelto a intentar (incluso dos veces) y admite muy preocupado que la segunda vez se ha dormido y la tercera ha acabado asqueado. Él siempre se ha considerado una persona sensible, ha llorado muchas veces en el cine y en su casa, casi en secreto, con otras películas y circunstancias. Admite haber tenido sus problemas en la vida, haber sufrido sinsabores y desdenes, haber perdido seres queridos y admirados y no entiende como no puede ser como los demás y sumarse al delirio lacrimógeno por este film provocado.

Dice que mientras la veía le parecía estar en una tómbola ante un charlatán ofreciendo muñecas chochonas…

El cuento de la criada - Margaret Atwood

¡Magistral! ¿Hace falta que diga algo más? ¡Soberbio, ejemplar, estupendo! Todos ellos sinónimos que sólo sirven para adornar. Sinónimos de los que huye la autora de este libro que se caracteriza por la economía de las palabras y eso que la novela tiene más de 400 páginas, pero la escritora lo hace en pequeñas partes cada una de ellas compuesta de unos pocos capítulos muy cortos. Ecónomico pero suficiente para emocionar, para hacerte sentar y pensar, para paladear con delectación esos párrafos cortos e imaginar mucho más allá del libro, de la historia, entre lo que es cierto e incierto.

A la escritora ya la hemos tenido por aquí otras veces con opiniones siempre favorables pero no tanto como en esta ocasión. La historia se desarrolla en una República imaginaria que aparece en los Estados Unidos tras una serie de atentados desencadenados por el terrorismo islámico. Nada nuevo en el argumento aparentemente, salvo que Atwood imaginó todo ello en 1984 probablemente pensando en Orwell y q…

El hijo - Philipp Meyer

Ahora está de moda tomar una novela y hacer una serie de ella. Este es el caso y también lo es el de la próxima novela que comentaré "El cuento de la criada" de Margaret Atwood.

La serie la empecé a ver en televisión y me pareció entretenida, poco más, una historia más del Oeste americano. Empecé el libro tras ver dos episodios y constaté que hay muchas diferencias con la serie. Los hechos del libro se han adaptado (deformado) para el formato televisivo y, como siempre, el libro es mucho mejor, parece como si los guionistas pensaran que los televidentes son tontos y que determinados hechos no deben aparecer en las películas por si les disminuye la audiencia. No entiendo como el autor puede colaborar en algo así. Por lo tanto, mi primer consejo es: no ver la serie antes de leer el libro o te pasará como a mí, la serie os decepcionará rápidamente y quizás no es para tanto si te la planteas como un entretenimiento.

¿Y el libro? El libro comienza trepidante con tres escenarios …

El libro de los peces de William Gould - Richard Flanagan

Me pregunto si quién escribe los comentarios que aparecen en la red (siempre copiados y pegados) sobre los libros, de verdad los han leído. Es lo que me da por pensar cuando leo cosas como "Es un extraordinario tapiz de la Australia del siglo XIX" repetida en varias páginas para definir este libro, leyendo esto parecería que estamos ante un libro con gran contenido histórico y nada más lejos de ello porque el libro tiene resonancias de muchas cosas, pero de historia bien poquita.

Me lo compré por un impulso, sin ninguna referencia, simplemente porque la contraportada anunciaba lo que parecía una historia de aventuras : "un mundo de convictos, prófugos, flageladores, colonizadores, ladrones y víctimas...". Yo lo iba leyendo e iba pensando en películas de Werner Herzog (por ejemplo: Fitzcarraldo) por la locura de sus personajes y por lo recargado (porque el libro lo es con frecuencia) y también en libros de aventuras como "La isla del tesoro" o "La vu…

En el corazón del corazón del país - William H. Gass

Lo tenía apuntado en una lista de "imprescindibles". Ni me acordaba de donde había sacado la recomendación en el momento de ver la portada y comprármelo. Posteriormente he confirmado que venía del blog "Un libro al día" que lo ponía por las nubes, en mi opinión de forma bastante acertada.

Se trata de una recopilación de cinco relatos de este veterano escritor (Nacido en 1924) con textos escritos en los años 50 y 60 del siglo pasado. Como toda recopilación es asimétrica en cuanto a su magisterio y extensión, pero todos tienen algo por lo que ser recordados. Esto es literatura de verdad, sin complacencia, sin buscar amigos, admiradores o dinero. Ni siquiera poniéndoselo fácil al lector, requiere esfuerzo, lápiz y papel, e inteligencia (¿por qué no?). En los relatos predominan las sensaciones sobre las historias y los personajes, de hecho éstas son simples excusas y aquellos meros vehículos para palabras, situaciones y pensamientos. Imposible para todos aquellos que …