Ir al contenido principal

El libro de los peces de William Gould - Richard Flanagan

Me pregunto si quién escribe los comentarios que aparecen en la red (siempre copiados y pegados) sobre los libros, de verdad los han leído. Es lo que me da por pensar cuando leo cosas como "Es un extraordinario tapiz de la Australia del siglo XIX" repetida en varias páginas para definir este libro, leyendo esto parecería que estamos ante un libro con gran contenido histórico y nada más lejos de ello porque el libro tiene resonancias de muchas cosas, pero de historia bien poquita.

Me lo compré por un impulso, sin ninguna referencia, simplemente porque la contraportada anunciaba lo que parecía una historia de aventuras : "un mundo de convictos, prófugos, flageladores, colonizadores, ladrones y víctimas...". Yo lo iba leyendo e iba pensando en películas de Werner Herzog (por ejemplo: Fitzcarraldo) por la locura de sus personajes y por lo recargado (porque el libro lo es con frecuencia) y también en libros de aventuras como "La isla del tesoro" o "La vuelta al mundo en ochenta días" pero no creo que fueran esas ni las intenciones ni las referencias del autor probablemente más en consonacia con Cervantes, Dickens, Melville, Hugo, quizás Borges. En esas pretensiones, aunque la obra alcanza momentos mágicos, se ha quedado a medias.

La historia es buena aunque partiendo de puertos ya conocidos: Un manuscrito misterioso escrito por un condenado a muerte en su celda es encontrado por un falsificador y ante su misteriosa pérdida reproducido por éste para intentar demostrar su autenticidad y preservarlo para las generaciones futuras. A través de capítulos titulados con nombres peces nos vamos adentrando desde la lúgubre e inundada celda de William Gould en su vida y la de sus carceleros, compañeros de prisión, indígenas y, por supuesto, peces.

El argumento va en franco ascenso, manteniendo una importante intensidad durante casi toda la extensión de sus páginas, demostrando preparación, cultura y buena escritura. Pese a ello, el autor se pierde poco a poco entre sus buenos propósitos y se hace un lío y al final no sabe como acabar el libro. Por eso progresa desde el realismo más dramático (incluso con buenas dosis de sátira y humor negro) hacia lo surrealista y ese final enrevesado, intentando demostrar al lector únicamente que todo lo escrito no es más que algo inventado o simplemente una mentira (¡Como si no lo supiéramos!) deja con la miel en los labios (por lo menos a éste que suscribe) al rematar la lectura, especialmente porque sabe un poco mal que el autor no lo consiga. No llega a "coitus interruptus" pero el solaz del final no tiene la intensidad requerida.

"En el mejor de los casos, un dibujo, un libro son solo puertas abiertas que te invitan a entrar en una casa vacía y, una vez dentro, solo tienes que imaginar el resto lo mejor que puedas."

Pues eso, puestos a imaginar yo he imaginado mejores finales que el que el autor le ha puesto a la aventura.


Comentarios

Entradas populares de este blog

El ejército de los sonámbulos - Wu Ming

No es que no haya leído nada en estos últimos días. De hecho he leído dos libros. Uno no me voy a molestar en reseñarlo, ha pasado sin pena ni gloria y mira que lo lamento porque las historias de Jack Aubrey y Stephen Maturin las sigo hace bastantes años y es la primera vez que me decepcionan. Vamos que "Misión en Jonia" no es de lo mejor de Patrick O'Brian.

Pero no he venido a hablar de ese libro sino de otro (y no es mío), un libro con mayúsculas, una obra que algunos es probable que califiquen como "su libro", uno de esos que tiene un antes y después en sus lecturas. Yo he leído demasiado para que eso me suceda, pero ya he aprendido a identificar las obras magnas, bien trabajadas, cosidas con las mejores telas y rematadas con los más lujosos encajes, y esta es una de ellas, y eso que yo desconfiaba.

Desconfiaba porque es una obra coral, escrita por un grupo de narradores italianos no identificados. A mí eso de que la gente no dé la cara me hace sospechar (s…

Criticar, Opinar y Juzgar

crítico, ca.
(Dellat.critĭcus, y este delgr. κριτικός). 1.adj. Perteneciente o relativo a la crítica. 2.adj. Perteneciente o relativo a la crisis. 3.adj. Se dice del estado, momento, punto, etc., en que esta se produce. 4.adj. Dicho del tiempo, de un punto, de una ocasión, etc.: Más oportunos, o que deben aprovecharse o atenderse. 5.adj.Fís. Se dice de las condiciones a partir de las cuales se inicia una reacción nuclear en cadena. 6.m. yf. Persona que ejerce la crítica. 7.m. y f.coloq. Persona que habla culto, con afectación. 8.f. Examen y juicio acerca de alguien o algo y, en particular, el que se expresa públicamente sobre un espectáculo, un libro, una obra artística, etc. 9.f. Conjunto de los juicios públicos sobre una obra, un concierto, un espectáculo, etc. 10.f. Conjunto de las personas que, con una misma especialización, ejercen la crítica en los medios de difusión. Al estreno de esa comedia no asistió la crítica 11.f.murmuración. 12.f.censura (‖ reprobación). Los crít…

En el corazón del corazón del país - William H. Gass

Lo tenía apuntado en una lista de "imprescindibles". Ni me acordaba de donde había sacado la recomendación en el momento de ver la portada y comprármelo. Posteriormente he confirmado que venía del blog "Un libro al día" que lo ponía por las nubes, en mi opinión de forma bastante acertada.

Se trata de una recopilación de cinco relatos de este veterano escritor (Nacido en 1924) con textos escritos en los años 50 y 60 del siglo pasado. Como toda recopilación es asimétrica en cuanto a su magisterio y extensión, pero todos tienen algo por lo que ser recordados. Esto es literatura de verdad, sin complacencia, sin buscar amigos, admiradores o dinero. Ni siquiera poniéndoselo fácil al lector, requiere esfuerzo, lápiz y papel, e inteligencia (¿por qué no?). En los relatos predominan las sensaciones sobre las historias y los personajes, de hecho éstas son simples excusas y aquellos meros vehículos para palabras, situaciones y pensamientos. Imposible para todos aquellos que …